10. La nueva normalidad

Salud, trabajo, transporte e impuestos

Buenos días, ¿cómo están?

1. ¿Qué será normal en 2021?

Estos son algunos comentarios de líderes de opinión, grandes empresarios y expertos en sus industrias de lo que representará el new normal.

a) La importancia de la ciencia y la salud en las políticas públicas

Un tema normalmente relegado a los expertos se volverá de interés nacional. Mientras no haya vacuna para el COVID-19, todo el mundo estará atento a que el sistema de salud público esté lo más preparado posible para atender, de la mejor manera, a cientos de miles de personas.

Se crearán grandes negocios de administración de big data relacionado al tema de la salud y nos volveremos más empáticos y sensibles referente al tema de salud mental.

b) Reuniones remotas

Hasta inicios de este año, quién proponía una reunión remota, daba la impresión que, o no le ponía mucho interés a la cita, o no tenía el presupuesto para hacer el viaje y visitar a la otra persona.

Sin embargo, esto cambió. Todo mundo hoy no sólo conoce, sino sabe utilizar Zoom. Esto impactará a todas las generaciones, ya que la educación será una de las industrias que se verá más afectada por este nuevo paradigma.

El mercado de trabajo se volverá mucho más competitivo. Cualquier persona del país (hoy, y mañana, del mundo) podrá competir por tu trabajo.

Se multiplicarán los hackeos a empresas medianas y grandes, mientras se implementan soluciones de ciber-seguridad para los empleados remotos. La ciber-seguridad será una de las industrias ganadoras de la crisis.

c) El transporte será otro

Menos viajes. Más distancia entre personas en los aviones. Sin embargo, crece día a día el e-commerce, y con él, las entregas a domicilio.

Las ciudades Europeas están abriendo las calles a los peatones, buscando que esto no sea temporal, sino de ahora en adelante. Nueva York está pensando eliminar carriles de coches para convertirlos para bicicletas y en España se planea sacar los bares a la calle.


2. Fiscalización en el mundo digital

En México, como en muchos otros países, los productos y servicios digitales no pagaban impuestos. Pero eso cambia a partir de ya.

Aunque por una parte es importante que los grandes jugadores en la industria dejen algunos pesos en el país, es verdad que por cómo se pasó la propuesta, se beneficia sólo la autoridad, pero la pagan tanto pequeños comerciantes digitales como sus clientes.

Netflix es el primero que aumentó el IVA a sus suscripciones. (Sin embargo, no quiere emitir facturas.)

Sin embargo, el IVA no es el único impuesto. Hay que añadir:

  • Retención de ISR de entre 2% y 8%, en los servicios de transporte terrestre y envío de bienes.

  • Retención de entre 2% y 10%, dependiendo de ingresos, para servicios de hospedaje cómo Airbnb.

  • Retención de entre 0.4% y 5.41% para enajenación de bienes y prestación de servicios, como Amazon y Mercado Libre.

En México, la Ley de Ingresos y el paquete económico de 2020 suman 6.1 billones de pesos.

¿Cuánto de este presupuestos se van en los proyectos estrella de la #4T?

41 mil MDP para Dos Bocas, 2 mil 500 MDP para el Tren Maya y 8 mil 500 MDP para el Proyecto del Istmo.


Cortas

  • En LowCode Soluciones, esta semana desarrollamos la aplicación de TheClass.app, para mantenerse al día con clases de arte, música, ejercicio, niños y cultura.

¡Contáctanos si tienes en mente la transformación digital de tu negocio!


¿Qué opinaste de esta lectura? Contesta este correo y déjame saber tu opinión, o deja tu opinión en los comentarios.

View comments

¿Te gustó esta lectura? Suscríbete.